Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site
PROACTIVIDAD EN EL ÁMBITO PROFESIONAL
17 abril, 2017
PADRES QUE ESCUCHAN PARA COMPRENDER HÁBILES COMUNICADORES (Pt.1)
17 abril, 2017
Mostrar todos

¿CÓMO APOYAR EN LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EMOCIONALES EN EL AULA?

Por: Lic. Valeria Corona Chaires

En la actualidad el tema más común entre madres, maestros y personas que se dedican a trabajar con niños; es el tema conductual.

Afortunadamente, cada vez hay más consciencia de la importancia de las emociones en los niños y de cómo ayudarlos a experimentarlas y expresarlas de manera sana y con una guía adecuada. Primero que nada hay que intentar encontrar un punto medio entre el autoritarismo y la permisividad y esto requiere conciencia, esa conciencia hará posible que se encuentre un balance para llegar a una relación distinta con los niños a nuestro alrededor, ya sean hijos o alumnos.

Esta consciencia implica estar alerta y conocer los enfoques presentados con anterioridad, y evitar caer en cualquier polaridad. Estar en un punto medio hará posible que promovamos una educación consciente y que mejorará la comunicación con nuestros niños de manera constante.

A continuación se describen algunas acciones de una educación consciente a poner en práctica:

  • Ser respetuoso
  • Tomar la responsabilidad como adulto
  • Promover el respeto mutuo
  • Ser firme pero a la vez respetuoso
  • Permitir que los niños expresen sus emociones ofreciendo guía para ello.
  • Asumir la autoridad
  • Poner límites de manera respetuosa
  • Aplicar consecuencias
  • Ayudar a encontrar soluciones
  • Poner el ejemplo

Primero que nada los niños necesitan que sus emociones sean reconocidas, sean cuales sean, vivimos en una sociedad en donde las emociones de enojo, tristeza y frustración no son aceptadas, por lo que enseñamos a los niños a esconderlas o a guardarlas para sí mismos, esto ocasiona que, como adultos no tengamos la posibilidad de enfrentar desacuerdos, expresar lo que no nos gusta de los demás o simplemente resolver los conflictos de manera armónica. Es posible ayudar a los niños a enfrentarse a sus sentimientos de la siguiente forma:

  1. Escuchando en silencio y con atención
  2. Aceptar sus sentimientos con una palabra (Ya veo, Mmmm, Oh)
  3. Darle el nombre del sentimiento (Veo que eso es frustrante)
  4. Conceder sus deseos en la imaginación (Te gustaría quedarte jugando todo el día, no solo el recreo).
  5. Todos los sentimientos deben aceptarse, sin embargo hay acciones que deben restringirse. (Veo que estás muy enojado con tu compañero, dile lo que sientes con palabras, no destruyendo su trabajo).

Para obtener cooperación es posible utilizar algunas de las siguientes estrategias:

  1. Describe lo que ves o describe el problema: “Los lápices están tirados en el suelo”.
  2. Da información: “Los lápices en el suelo no permiten que hagamos la siguiente actividad, los botes de metal son el lugar para los lápices”.
  3. Expresarlo con una palabra: “Los lápices!”
  4. Hablar de las emociones propias: “Me desagrada ver el salón sucio”.
  5. Escribir notas o realizar dibujos: “Recuerden que los lápices van en los botes de metal”.
  6. Dar opciones: “¿Guardamos los lápices ahora o tomamos tiempo del recreo?”

Siempre es importante buscar la resolución de problemas por medio del diálogo acerca de los sentimientos y necesidades de los niños, y buscando juntos una idea para encontrar una solución que les convenga a todos. Es importante mencionar que si las estrategias sugeridas anteriormente se llevan a la práctica de manera constante, tendremos alumnos más conectados con sus emociones, con la habilidad de expresar sus sentimientos, y como consecuencia, los conflictos en el salón de clases podrán disminuir notablemente. A su vez es importante remarcar la responsabilidad de los maestros para organizar el salón de clases de manera que los niños ubiquen el lugar de las cosas y planear y anticipar como un hábito diario de forma que los niños sepan que esperar y cómo actuar ante cada situación. Recordar que somos la guía que los lleva día a día a explorar sus habilidades, emociones y retos para enfrentar la vida. Hagamos de este trabajo un camino agradable y lleno de sorpresas para ellos, no lo llenemos de obstáculos por fallas en nuestra organización mental o emocional.

 

“La principal función de los sentimientos es impulsarnos a actuar en forma satisfactoria… o por lo menos eficaz” –Mateo Andrés

 

BIBLIOGRAFÍA

Marulanda, A., (2010) De la culpa a la calma. México, DF, México: Alfaomega Grupo Editor de México.

Barocio, R., (2004) Disciplina con amor. México, DF, México: Editorial Pax México.

Faber, A., Mazlish, E., (2015) Como hablar para que los niños escuchen y como escuchar para que los niños hablen.  México, DF, México, Editorial Diana.